Archivo del blog

jueves, 9 de octubre de 2008

Fertirriego

El fertirriego es el único método correcto para aplicar fertilizantes a los cultivos bajo riego

Cuando se usa métodos de riego a presión (goteo, aspersión, microaspersión), el fertirriego no es opcional, sino absolutamente necesario. Si los fertilizantes son aplicados al suelo separadamente del agua, los beneficios del riego no se verán expresados en el cultivo, ya que los nutrientes no se disuelven en las zonas secas donde el suelo no es regado. (Burt et al, 1998).

  

¿Por qué fertirrigar?

·         Mayores rendimientos y mejor calidad de cultivos: El abastecimiento de nutrientes a los cultivos de acuerdo a la etapa fisiológica, considerando las características climáticas y del suelo, resulta en altos rendimientos y excelente calidad de los cultivos.

·         Mayor eficiencia de los nutrientes: Aplicación de los nutrientes en forma exacta y uniforme, solamente al volumen radicular humedecido, donde están concentradas las raíces activas.

·         Reducción de la contaminación del agua subterránea: La dosificación exacta, optimiza la fertilización, reduciendo el potencial de contaminación del agua subterránea causado por el lixiviado de fertilizantes.

·         Mayor practicidad y economía: Permite el uso de soluciones fertilizantes, lo cual es más práctico que el de sólidos, con la posibilidad de ahorrarse la carga y descarga de bolsas y el almacenamiento.

·         Aplicación eficiente de microelementos: los cuales son caros y se requieren en pequeñas cantidades.

 

¿Qué ocurre con el pH de la solución de fertirriego?

Los fertilizantes tienen un efecto considerable sobre el pH del agua de irrigación, en la que se los disuelve. El pH óptimo de la solución del suelo está entre 5.5 y 7.0.

Valores demasiado altos de pH (>7.5) Disminuye la disponibilidad del Fósforo, Zinc y Hierro para las plantas y se pueden forman precipitados de carbonatos y ortofosfatos de Calcio y Magnesio en las tuberías y emisores.

Cuando aumenta el pH de la solución de fertirriego, las opciones para reducirlo son el ácido nítrico (HNO3) o ácido fosfórico (H3PO4), con la ventaja que proveen a las plantas de Nitrógeno y Fósforo, respectivamente.

Valores demasiado bajos de pH (>7.5) Puede aumentar las concentraciones de Aluminio y Manganeso hasta niveles tóxicos.

 

Mucho cuidado al combinar los fertilizantes!

Al mezclar dos soluciones fertilizantes, pueden formarse precipitados. Esto indica que los fertilizantes no son compatibles entre si, y por lo tanto se debe evitar la colocación de ambos en un mismo tanque.

Se recomienda combinar los fertilizantes del siguiente modo

TANQUE A
Fertilizantes sin Calcio

TANQUE B
Fertilizantes sin Fosfatos/Sulfatos

Urea

Urea

Nitrato de amonio

Nitrato de calcio

Sulfato de potasio

Nitrato de amonio

Acido fosfórico

Acido nítrico

Sulfato de magnesio

Nitrato de magnesio

Micronutrientes quelatados

 

 

Suelos arenosos y sustratos artificiales

El cultivo de hortalizas y flores en invernaderos sobre suelos muy arenosos y/o en sustratos inertes requiere un especial y preciso control del fertirriego.

·         Se trata de cultivos delicados, con corto e intenso período de crecimiento, muy sensibles al manejo nutricional, sin capacidad para prevenir cambios de pH o salinidad en el medio y con un sistema radicular poco desarrollado.

·         La capacidad de intercambio catiónico de estos medios de cultivo es muy baja y no aportan nutrientes, siendo la única fuente de nutrientes a través del sistema de fertirriego.

·         Esta situación se potencia aún más cuando se cultiva en contenedores o macetas donde las raíces están confinadas en un volumen muy limitado.

·         Los ciclos de fertirriego deben ser frecuentes, homogéneos y precisos.

·         El aporte de nutrientes debe ser completo (N, P, K, Ca, Mg y micronutrientes) y el pH debe ser mantenido constantemente dentro de los valores adecuados.

·         El monitoreo del agua de riego, de la solución nutritiva en el ambiente radicular y de drenaje debe ser exhaustivo.

 

Manejando la conductividad eléctrica de las soluciones nutritivas.

La conductividad eléctrica de una solución nutritiva se puede manejar, cambiando la concentración de nutrientes. Veamos un ejemplo:

 

Nutriente

EC dS/m

ppm

2.0

3.0

4.0

5.0


NO3-N

180

310

435

560

P

40

40

40

40

K

300

500

700

900

Ca

200

330

470

600

Mg

40

65

95

120

 

TOMATE- Preparando un programa de fertirriego

Repasemos los pasos para establecer un programa de fertirrigación para tomates, con información basada en análisis de suelos.

Suelo: franco-arenoso
Densidad: 11-12.500 plantas /ha
Rinde esperado: 80 tn /ha

 

Análisis de suelo:
C.I.C.: 9,35 meq/100 g
Dens. Ap.1.3 g /cm3 (ó T/m3)
P asimilable: 40 ppm (P2O)
K intercambiable: 55 ppm (= 66 ppm K2O)

Peso del suelo de 0 - 30 cm (10.000 m2/ha x 0,3 m x 1,3 T/m3 (Da)= 3.900.000 kg/ha;
60% =2.340.000 kg/ha;
2.340.000 kg x 66 ppm K20 = 154 kg /ha de K20
2.340.000 kg x 40 ppm P2O = 93,6 kg /ha de P2O
Cantidad total de nutrientes a aplicarse:

 

N

P2O

K2O

Requerimientos de cultivo (kg/ha)

250

80

500

Factores relevantes de corrección

1.1

1.6

1.2

Requerimientos corregidos (kg/ha)

275*

128**

600

Niveles de nutrientes en el suelo

--

94

154

Dosis de fertilizantes recomendados (kg/ha)

275

128

446***

Cantidades relativas a la siembra (%)

20

100

20

Cantidades a aplicarse (kg/ha)

55

128

90

Diferencia a aplicar por fertirriego

220

--

356

 

 

Necesidades de Nutrientes

Fertilizantes a aplicar

Estado de crecimiento

N

K2O

Nitrato amonio

Nitrato potasio

 

%

(kg/ha)

%

(kg/ha)

.... (kg/ha)....

Vegetativo – Floración

12

26

7

25

56

54

Floración – Cuaje

14

31

11

39

59

85

Cuaje – 1ra. Cosecha

24

53

27

96

76

209

1ra. Cosecha – Final

50

110

55

196

160

426


Total

 

220

 

356

351

774

 

Para realizar las recomendaciones de fertilización

·         Modifique las cantidades y relaciones de nutrientes según sean plantas en estado vegetativo, en floración, en producción o en senescencia.

·         Considere el uso de análisis foliar para determinar deficiencias. El análisis de nutrientes en pecíolos le suministra información inmediata sobre la nutrición más reciente de los principales nutrientes N, P, K y S. El análisis de la hoja completa da información sobre elementos menos móviles.

·         Observe cuidadosamente los síntomas visuales de deficiencias, son el ultimo paso de la deficiencia. Si los síntomas se deben a virus, pestes o a otra causa, aparecen en plantas aisladas, mientras que los debidos a deficiencias nutricionales suelen presentarse por manchones en más de una planta.

·         Controle las condiciones climáticas y de manejo para interpretar correctamente los valores de laboratorio. Exceso de agua, de humedad ambiental, excesiva transpiración, fríos intensos, luminosidad restringida u otros desvíos, pueden alterar profundamente la fisiología de cultivos intensivos y dificultar la interpretación de deficiencias.

·         En caso de fertirriego controle el pH y la conductividad de la solución empleada. Asimismo, debe contabilizarse el tipo y las cantidades de sales aportadas por el agua de riego.

·         Valore correctamente el agregado de estiércol y otras enmiendas orgánicas. Normalmente su efecto principal es mejorar las condiciones físicas, pero las cantidades de nutrientes que aportan, especialmente N, P y K son insuficientes para mantener alta productividad en el tiempo.

·         Considere el uso de pulverizaciones para realizar las aplicaciones de micronutrientes.

 

Lechuga

La lechuga es una especie que si bien, no tiene elevadas necesidades nutritivas, es sensible a la salinidad elevada del suelo, a los desequilibrios nutricionales, y por su sistema radicular poco profundo, la afectan tanto la falta como el exceso de agua.

Tenga en cuenta que...

·         Requiere suelos con altos tenores de materia orgánica.

·         Es sensible a la presencia de sales en suelo y agua de riego.

·         Es sensible a la carencia de Boro y Molibdeno.

·         Es sensible al Cloro en el agua de riego.

·         Es sensible a pH bajos.

 

Conductividad eléctrica (mS/cm) en el agua de riego y en el suelo y disminución del rendimiento de lechuga.